TODOS GRITAN

TODOS GRITAN

                        “Todos gritan,

                        ella calla”

* Klimt

 

Todo nace en la voz

y el grito y la voz

en la mirada.

Tensa la flecha el abismo roto

del tiempo

entre dos silencios:

la palabra.

Sólo grito, puente roto

sobre el vacío,

agarrado ferozmente

a la nada.

Bandera alzada

en el viento de la soledad

que barre los páramos

del alma.

No ha lugar,

no hay salida:

muro, pared,

frontón de los deseos…

Todos dicen,

ella calla.

Mariano Ibeas

28 / 03/ 2016

ME DESBOCO…

ME DESBOCO

“Río de lava.

                        En la boca del volcán,

                        una palabra.

                                               (Ángela Serna, “Solitudine”)

 

Me desboco

por la boca del volcán

que funde lava

que cubre lentamente

la ladera, de colada

no hay destino fatal:

el gigante late, respira

y come y digiere

y, de vez en cuando,

por las malas digestiones

vomita…

¿Y qué le importa del hombre

que lo habita?

Hubo  otros hombres antes

creciendo por sus laderas

mucho tiempo ha

tiempo atrás

del tiempo tal

no hay memoria…

y otros vendrán después

de igual manera.

 

Mariano Ibeas

21 /03/2016acd7ce12-b52e-4324-bb07-d4650b948b0d

MI FRAGILIDAD

MI FRAGILIDAD

“En mi pie izquierdo

                        posas tu fragilidad,

                        hormiga sola.

                                               (Ángela Serna, “Solitudine”)

 

Mi fragilidad

reposa en equilibrio

sobre una brizna de paja.

 

***

Me siento

a la vera del camino

a contemplar

el esfuerzo de Sísifo

de una hormiga.

 

***

Siento el placer

de respirar

una y otra vez

la borrachera del oxígeno

que fluye lentamente

por mi piel.

16/02/2016

Mariano Ibeas11025826_785402994888059_296426927900675772_n

CORRES POR MI PIEL

CORRES POR MI PIEL

 

Corres por mi piel

como un escalofrío

y es tu cuerpo

el sembradío

la lluvia sementera

semen / símil

la semilla

aras la tierra con tus manos

que empuñan la mancera

y esperan abiertas

hacia el cielo

implorando los cuidados

del sol, del aire, del agua

y el tiempo

que distribuye amaneceres,

con parsimonia avara,

otorga

rayos y tormentas

plácidos sesteos,

granizo, nubadas y cenizas,

cierzo y regañón…

no ha lugar

para la siega

el tiempo va

y viene

de igual manera.

 

Mariano Ibeas                            14/03/201611039189_799728313435807_1299937506359299766_n

una isla en invierno

UNA ISLA EN INVIERNO

 

Una isla en invierno
no es más que luz y mar
no hay nadie,
o casi nadie;
los mayores pasean por la playa
no hay niños,
se oye el rumor de las olas
el susurro del viento
el grito de las gaviotas
espanta las nubes
y una pereza como de siglos
se instala entre las rocas…
Vegetan los árboles
__ o más bien se suspenden
en el tiempo__
la bruma dibuja los trampantojos
de las colinas;
no hay nadie, casi
no hay nadie, nada,
todo es pasado fugaz
__ invierno / infierno__
mar a mar.

Mariano Ibeas

20 febrero 2015d496db6b-fc74-4709-80e0-32e36c4cf612

LA VIDA ES…

La vida es…

                             “La vida es

                           un entrenamiento para la muerte.”

Ser para la muerte,

para la pérdida,

para el desprendimiento,

para el despojo:

el deshojar de las hojas del otoño,

el desenraizamiento…

Somos una sucesión de pérdidas,

y cuando abandonamos

capa tras capa de cebolla

no queda nada,

una hoja desprendida,

una vuelta del camino

y ya no hay más…

Pensamos haber visto,

o entrevisto,

o encontrado algo firme

y nos miramos las manos

desnudas, vacías…

Somos consciencia

de ser o de existir

sin más

y esa consciencia de nosotros  mismos

es la herida…

La capacidad de ver,

de mirar, de contemplarnos,

a nosotros mismos

como sombras

sabiéndonos mortales,

sabiendo que hemos de morir un día

no lejano…

Somos sabios,

sabemos eso, al menos,

y en eso consiste nuestro

ser diferencial…

Ser para la muerte.

Ser la herida

mortal de necesidad…

 

Mariano Ibeas                          11 / 11 / 201510991135_779261905502168_7532018973521137289_n

EL HAMMAN

EL HAMMAN

(Dedicado a Blanca)

 

Ismail ben Zaidum

construyó estos baños

para el solaz y el placer del rey

y sus amigos…

 

él murió casi de viejo

víctima de la peste

y dejó abundantes poemas…

 

su sucesor

también  murió,

asesinado,

 

nos dejó un rastro de sangre

__ los servidores lavaron

con agua abundante

los restos de la degollina__

 

aquél día su sucesor

se bañó

en el agua tinta en sangre

y lo disimularon también

los criados

con vidrios de colores

en los lucernarios

de la cúpula

 

¿soñó con morir quizás

del mismo modo?

 

no fue un sueño

fueron deseos que se hicieron realidad

años más tarde…

 

el artesano que realizó

los baños

amasó con sangre los ladrillos

y los coció en su horno,

el rojo tinto en barro

le pareció

digno de los reyes

el color de la bandera nazarí…

 

Mariano Ibeas

 

28 / 10 /2007